Cómo evitar que el calor afecte a nuestra puerta automática
Cómo evitar que el calor afecte a nuestra puerta automática

Si estás pensando en cambiar la puerta de tu garaje por una automática y buscas una empresa de instalación de puertas automáticas en Fuenlabrada, debes tener en cuenta un aspecto importante: el calor del verano les puede afectar de forma negativa. En este artículo descubrirás los problemas principales que pueden aparecer con las altas temperaturas.

Quizá busques una empresa de instalación de puertas automáticas en Fuenlabrada porque la puerta batiente de tu garaje no llega a cerrarse por completo. La pletina de la puerta puede estar dilatada por el calor y ejercer presión sobre la propia puerta, causando que el motor no sea capaz de cerrar la puerta del todo. La solución pasaría, en este caso, por hacer mayor la holgura entre el marco y la hoja.

Otra de las problemáticas que nos podemos encontrar en verano es que el motor no lleve a cabo (o, al menos, no hasta el final de la maniobra) su funcionamiento. Esto sucede porque los motores llevan en su interior un termostato que corta el suministro de energía cuando se alcanza una temperatura determinada. En verano, si el sol le está dando, puede que se recaliente y deje de funcionar hasta volver a enfriarse. Podríamos solucionar este problema manteniendo el motor frío con la ayuda de ventiladores o sustituyéndolo por otro motor que aguante temperaturas más altas.

Por último, es también común que en verano la puerta automática del garaje no cierre, que puede ser ocasionado porque la fotocélula de seguridad tenga la carcasa ya demasiado desgastada, no detectando bien el rayo infrarrojo. En este caso, lo mejor que puedes hacer es cambiarla.

De cualquier modo, desde CYSOL Servicios Integrales te aconsejamos para evitar estos problemas con las puertas automáticas en verano y recordamos todas las ventajas por las que son la mejor opción para tu garaje.